Salud Digestiva

¿Sabes cómo cuidar tu salud digestiva?

Como cuidar mi salud digestiva

¿Sabes cómo cuidar tu salud digestiva?

Aunque sufrir molestias digestivas es normal de vez en cuando, existen algunos hábitos que te ayudarán a mejorar tu salud digestiva y prolongar tu juventud. 

Tu sistema digestivo descompone los alimentos que consumes en los nutrientes que tu cuerpo necesita. Si descuidas tu salud digestiva, tu cuerpo podría tener problemas para absorber estos nutrientes esenciales.

¿No estás seguro por dónde empezar? En este artículo encontrarás la información pertinente para mantener saludable tu sistema digestivo.

El sistema digestivo es el responsable de descomponer los alimentos que ingerimos en nutrientes que nuestro cuerpo necesita para formar un equilibrio bacteriano dentro del tracto digestivo. Cuando estos niveles están equilibrados, su tracto digestivo protege el sistema inmunológico al impulsar las defensas naturales de su cuerpo. 

Por lo general la buena digestión es un proceso “silencioso” y se lleva a cabo mientras descansamos, comemos, dormimos o trabajamos. 

Aunque el sistema digestivo puede soportar mucho estrés, sólo puede hacerlo durante un período limitado. Con el tiempo, los efectos negativos se acumularán y crearán problemas de salud a largo plazo.

En algunas personas estos problemas pueden ser genéticos. En otras, el sistema inmunológico ataca por error al sistema digestivo, causando varios problemas digestivos. Lo que comemos y cómo comemos también puede afectar la salud digestiva.

¿Cuáles son los problemas digestivos más comunes?

Las dolencias más comunes del sistema digestivo incluyen, según la Harvard Medical School son:

  • Acidez, también conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Úlcera péptica
  • Enfermedad diverticular
  • Síndrome del intestino irritable
  • Cálculos biliares
  • Enfermedad celíaca
  • Estreñimiento
  • Diarrea

Además, de acuerdo con Johns Hopkins Medicine, una de las facultades de medicina más renombradas a nivel mundial, existe un segundo cerebro escondido en las paredes del sistema digestivo al que los científicos han llamado sistema nervioso entérico (SNE). 

Su función principal es controlar la digestión, desde la deglución hasta la liberación de enzimas que descomponen los alimentos y el control del flujo sanguíneo que ayuda con la absorción de nutrientes hasta la eliminación. 

Se ha comprobado que en las personas que enfrentan el síndrome del intestino irritable (SII), el SNE puede desencadenar grandes cambios emocionales, como depresión y ansiedad, y problemas funcionales del intestino, como estreñimiento, diarrea, hinchazón, dolor y malestar estomacal.

¿Cómo podemos proteger la salud digestiva?

Siempre podemos tomar hábitos que ayuden al cuidado digestivo para así evitar y reducir las patologías que infieren directamente en la salud. Te proponemos algunas medidas positivas que puedes tomar hoy para rejuvenecer y mantener la salud de tu sistema digestivo.

Bebe muchos líquidos, especialmente agua:

El agua ayuda a disolver algunos nutrientes, estimula el paso de desechos a través del sistema digestivo y ayuda a ablandar las heces.

Los médicos recomiendan beber un vaso de agua con cada comida y evitar las bebidas con cafeína, ya que pueden provocar acidez estomacal .

Haz ejercicio cardiovascular regularmente:

Ejercitarte ayuda a fortalecer los músculos del abdomen y estimular los músculos intestinales para impulsar los contenidos digestivos a través de tu sistema.

Come fibra:

La fibra es un componente que se encuentra en vegetales, granos enteros y fruta, y favorece la digestión al ayudar al cuerpo a procesar mejor los alimentos y a evitar problemas como el estreñimiento, el cáncer de colon o la diabetes. 

Reduce el consumo de grasa:

Alimentos como las patatas fritas, las hamburguesas y los alimentos fritos, son más difíciles de digerir y pueden provocar dolor de estómago y acidez. 

Intenta con los probióticos:

Los probióticos son bacterias beneficiosas que pueden mejorar la salud digestiva cuando se toman como suplementos. Los estudios han demostrado que pueden mejorar los síntomas de hinchazón, gases y dolor en personas con SII. 

Los probióticos se encuentran en alimentos fermentados, así como en yogures y en forma de cápsulas. 

Mantén horarios regulares para las comidas:

Debes tener un horario regular de alimentación, evitando saltarte comidas o pasar horas de ayuno. 

Reducir o controlar los niveles de estrés:

El estrés afecta los nervios del sistema digestivo y puede alterar el equilibrio de la digestión. En algunas personas, según la Gastroenterological Society of Australia, el estrés ralentiza el proceso de digestión, provocando hinchazón, dolor y estreñimiento, mientras que otras pueden necesitar vaciar sus intestinos con frecuencia y las heces pueden ser más blandas y acuosas. 

Deja de fumar:

El hábito de fumar reduce la presión en la unión entre el estómago y el esófago, lo que promueve el reflujo del ácido del estómago hacia el esófago y provocar acidez y otras complicaciones. 

Consuma de cinco a siete porciones de frutas y verduras al día:

Sé aventurero y creativo cuando se trata de agregar más frutas y verduras a tu dieta. Llena tu plato con los colores del arcoíris, del rojo al verde oscuro.

Prueba opciones de cocina más saludables:

Opta por cocinar al vapor, escalfar, guisar, estofar y hervir en lugar de asar y freír.

Beneficios de una buena salud digestiva

Principales beneficios de una buena salud digestiva

Cuando tu tracto gastrointestinal está sano y tu digestión funciona bien, puedes esperar los siguientes beneficios:

Pérdida de peso saludable

Al eliminar de manera eficiente nuestras heces, estas eliminan las toxinas junto con gran parte de desechos de nuestro cuerpo lo que «aligera nuestra carga». 

Eliminación mejorada de toxinas

Nuestros cuerpos hacen un excelente trabajo (cuando el sistema digestivo está funcionando) en procesar las muchas toxinas y desechos que acumulamos dentro de nosotros. 

Mayor claridad mental

Una digestión saludable combinada con una dieta altamente nutritiva es la esencia de la vitalidad a largo plazo. Su dieta afecta todos los sistemas del cuerpo, pero especialmente el cerebro. La investigación ha encontrado una gran cantidad de neuropéptidos (moléculas que transmiten señales cerebrales) en el tracto gastrointestinal (GI) y también han demostrado que las bacterias beneficiosas en nuestro tracto GI influyen en la salud del cerebro, el estado de ánimo y mucho más.

Mayor energía y resistencia

Cuando se limpia la suciedad en tu intestino, tu cuerpo no tiene que trabajar tan duro para digerir los alimentos que consume. La energía que habría pasado a la digestión ahora se puede utilizar para vivir la vida.

Movimientos intestinales regulares, consistentes y óptimos

Te darás cuenta de la regularidad cuando tu sistema digestivo esté funcionando correctamente. 

Absorción mejorada de nutrientes

Cuando tienes un sistema digestivo saludable, lo que consumes se digiere adecuadamente y luego los nutrientes beneficiosos se sumergen en el torrente sanguíneo a través del intestino delgado. La absorción de nutrientes aumenta cuando un revestimiento intestinal saludable proporciona una gran superficie para la absorción.

Mayor sistema inmunológico y defensas contra enfermedades

¿Sabías que el 80% de nuestro sistema inmunológico está contenido en nuestro sistema digestivo? Cuando todo va bien, nuestras respuestas inmunitarias aumentan.

Alivio de los trastornos del estado de ánimo

Nuestro tracto gastrointestinal, a menudo llamado el «segundo cerebro» de nuestro cuerpo, es responsable de producir el 95% de la serotonina (la hormona del «bienestar»). La serotonina juega un papel clave en el control de la depresión. Los sentimientos de relajación, optimismo y una sensación general de bienestar se pueden atribuir al neurotransmisor: la serotonina.

En conclusión

Proteger nuestro intestino es proteger el epicentro de nuestra salud: si el intestino no funciona correctamente, el sistema inmune estará comprometido. De hecho, es tal la importancia que tiene esta red funcional sobre nuestra protección que contiene hasta el 70% del número total de inmunocitos de nuestro cuerpo.

Con el tiempo los efectos negativos se acumularán y crearán problemas de salud a largo plazo. Por lo tanto, independientemente de su estilo de vida en el pasado, puede tomar algunas de las medidas positivas mencionadas anteriormente para rejuvenecer y mantener la salud de su sistema digestivo.

En la sección de salud digestiva de Farmawell te ofrecemos una serie de suplementos ricos en probióticos y otras enzimas digestivas que, junto a unos buenos hábitos, te pueden ayudar a mantener la salud de tu sistema digestivo.

Déjanos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marca:
Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0
Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, estamos para ayudarte. ¿Quieres recibir una asesoría personalizada o información de algún producto?