Noticias de ultimo momento

Prebióticos y probióticos: beneficios para la salud. 

1

Prebióticos y probióticos: beneficios para la salud. 

Una alimentación balanceada no solo debe estar acompañada de una ingesta adecuada de prebióticos y probióticos provenientes de las frutas y verduras, esta también debe considerar el consumo de alimentos y suplementos funcionales, los cuales además de nutrir, generan un impacto positivo en la salud. 

En este artículo encontrará los beneficios que proporciona el consumo de prebióticos y probióticos en su dieta.

¿Qué son los prebióticos y probióticos? 

Tanto probióticos como prebióticos son alimentos destinados a ayudar a las bacterias buenas del cuerpo. El término “biótico” se refiere a vida, es decir a los microorganismos que habitan dentro de él. 

Los prebióticos son alimentos que tienen como función principal, ser el alimento de los microorganismos vivos ya presentes en el cuerpo. Se trata de alimentos que estimulan el crecimiento selectivo de las bacterias beneficiosas para el cuerpo, de manera que reducen la posibilidad de crecimiento de bacterias perjudiciales.

Otra manera de aumentar la cantidad de bacterias beneficiosas es ingerirlas directamente. Esto se consigue por medio de los probióticos, que son alimentos que contienen las mismas bacterias que están de manera natural en el cuerpo humano. Al ser ingeridos de manera adecuada aportan otros microorganismos necesarios para la protección de la flora intestinal. 

¿Beneficios de consumir prebióticos y probióticos?

prebióticos y los probióticos
Los prebióticos y los probióticos ayudan al cuerpo a construir y mantener una colonia saludable de bacterias y otros microorganismos.

El consumo de prebióticos y probióticos restablece y protege, el equilibrio de la flora intestinal y el sistema inmune. También ayuda a preservar y reducir la aparición de enfermedades como el cáncer de colon, infecciones, estreñimiento, úlceras, gases, dolores de estómago, etc.

Los alimentos prebióticos son alimentos bajos en calorías, por lo que una adecuada ingesta de estos incrementa la absorción de minerales en el cuerpo como calcio y magnesio, además de modular la flora intestinal. 

El consumo de alimentos probióticos como los derivados lácteos fermentados, ayuda a que las personas intolerantes a la lactosa la asimilen de manera más fácil. Por otra parte, estos productos regulan el tránsito intestinal, lo que beneficia a las personas que sufren de estreñimiento y diarrea.

Otro beneficio importante es que los probióticos mejoran la respuesta inmune del cuerpo, pues detienen el desarrollo de agentes patógenos y refuerzan la acción del intestino como barrera, lo que evita que estos agentes perjudiciales puedan pasar a la sangre.

¿Qué tipos de prebióticos y probióticos hay?

Los prebióticos más conocidos son los fructooligosacáridos (FOS), que encontramos de manera natural en algunos alimentos, estos son oligosacáridos naturales clasificados como fibra soluble compuestos por glucosa y fructosa, presentes en algunas frutas y vegetales. Estos también se encuentran en suplementos dietarios que funcionan como complemento dentro de una alimentación balanceada. 

En el caso de los probióticos, el tipo de cepa probiótica ideal para consumir depende del aporte que se quiera lograr con el consumo de esta, ya que la ingesta de probióticos puede funcionar como soporte para el sistema inmune y el sistema digestivo.

Si lo que busca es proteger su sistema inmune, algunas de las cepas que puede consumir son:

  • Bifidobacterium Lactis (HN019): Esta ayuda a modular algunos aspectos del sistema inmune en adultos. 
  • Bifidobacterium Lactis (Bb-12): Restaura la flora intestinal en los niños, alivia y disminuye las flatulencias, diarrea y estreñimiento. También aumenta la respuesta inmune en niños.
  • Lactobacillus acidophilus (NCFM): Mantiene y restaura la salud de la microflora en el sistema digestivo, de la flora vaginal y da soporte al sistema inmune.

Si por el contrario lo que busca proteger es sus sistema digestivo, estas son algunas de las cepas que puede consumir:

  • Lactobacillus Rhamnosus (GG): Sirve para reducir la severidad y duración de la diarrea infecciosa aguda en niños.
  • Saccharomyces cerevisiae (Boulardii): Es un hongo que inhibe el crecimiento de bacterias patógenas y también para la diarrea asociada a los antibióticos, tanto en adultos como en niños.
  • Bifidobacterium infantis (35624): Pueden mejorar el dolor y aliviar algunos síntomas del síndrome del intestino irritable.
  • Lactobacillus Plantarum (299v): Además de su actividad antioxidante ayuda a mantener la barrera para la absorción de nutrientes.

¿En qué alimentos encontramos los probióticos y prebióticos?

Los prebióticos los encontramos en la fibra alimentaria, específicamente en los fructooligosacáridos (FOS) que están presentes en alimentos como: 

  •  Miel.
  •  Cebolla.
  •  Espárragos.
  •  Centeno.
  •  Avena.
  •  Alcachofa.
  •  Plátanos.
  •  Patata.
  •  Ajo.
  •  Trigo.

Los probióticos se encuentran en productos como lácteos fermentados, encurtidos, entre otros alimentos como: 

  • Yogur.
  • Kéfir.
  • Aceitunas. 
  • Queso crudo.
  • Vinagre de manzana.
  • Chocolate puro.
  • Levaduras. 
  • Kimchi. 

¿Cómo y cuándo consumir suplementos prebióticos y probióticos?

consumir probióticos y prebióticos todos los días
Una pregunta común sobre los probióticos es si está bien tomar suplementos probióticos todos los días. Si bien puede haber algunas excepciones a esta regla, la respuesta general es sí.

Para notar el beneficio de los prebióticos, es necesario consumir una cantidad que es difícil de alcanzar en una dieta normal, al menos 2 gramos diarios. Esto se puede lograr mediante la ingesta adecuada de suplementos enriquecidos en fibra. 

Es importante señalar que la ingesta de estos productos no sustituye el consumo de fibra natural que encontramos en frutas y verduras, sino que es un complemento de la dieta regular. 

En el caso de los probióticos, algunos no sobreviven en medio del ácido del estómago, por lo que resulta necesario tener claro el momento adecuado de su ingesta. 

El consumo de probióticos debe realizarse de manera puntual, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  • El suplemento probiótico que va a consumir debe tener entre 2 a 10 billones de bacterias activas.
  • La etiqueta del producto debe indicar la cantidad de organismos que hay por dosis.
  • Debe tener claro qué tipo de bacteria posee, ya que es importante escoger la bacteria adecuada para el problema a tratar. 
  • La recomendación es tomar un probiótico hasta 30 minutos antes o después de la comida, esto ayudará a que más microorganismos sobrevivan de manera adecuada al proceso digestivo.

En caso tal de que los microorganismos sobrevivan sin ningún problema al pH estomacal, o que el microorganismo sensible cuente con algún recubrimiento que lo protege en medio del ácido estomacal y lo libera de manera adecuada al intestino, los probióticos pueden suministrarse a cualquier hora del día.

Tenga en cuenta que la ingesta de productos prebióticos y probióticos, debe realizarse en el marco de una alimentación balanceada. 

En Farmawell contamos con variedad de suplementos prebióticos y probióticos que te ayudarán con tu salud digestiva, que ayudan a la regulación de su flora intestinal y sirven como complemento para su dieta.

Déjanos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marca:
Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0
Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, estamos para ayudarte. ¿Quieres recibir una asesoría personalizada o información de algún producto?